Porque las plantas necesitan agua para vivir y su relación con la agricultura

Que las plantas necesitan agua es casi una obviedad para muchas personas. Toda nuestra vida hemos oído de lo importante que es, sabemos que hay que regalar y que sin ellas no terminarán por crecer ni desarrollarse sanamente.

Pero en específico, muchos no saben porque las plantas necesitan agua para vivir. Qué proceso interno sucede dentro de ellas para poder aprovecharlo al máximo. Para así, tener más razones para brindarles el agua que requieren.

Conoce porque las plantas necesitan agua para vivir.

Porque las plantas necesitan agua para vivir

Es como todos los demás seres vivos.

Vayamos de lo general a lo específico. El motivo inicial por el que requieren agua es por ser unos seres vivos. Todos los que existen en este planeta lo requieren, en mayor o menor cantidad. Pero lo necesitan.

Todavía encuentro personas que piensan que las plantas no tienen necesidades como un ser vivo, debido a que no tienen ojos ni patas. Son un ser vivo diferente, por lo que tiene necesidades fisiológicas, entre ellas tomar agua.

La requieren para realizar la fotosíntesis.

Una de las funciones más importantes que realizan las plantas es la fotosíntesis. Debes saber que los árboles y otros en general son muy apreciados por esta función. Sin ellos, la vida en la tierra no podría ser posible.

Lee También  La importancia del riego en la agricultura y los diferentes tipos que existen

Cuando pasa el agua por ellos, toman los componentes que necesitan y liberan el resto. Este que liberan es el oxígeno, que necesitamos el resto de seres vivos para vivir. La calidad del aire baja al haber menos plantas.

¿Y cuál es su relación con la agricultura?

Cuando estamos sembrando, buscamos tener plantas con cierto tamaño y calidad. Ya sea para consumo personal o para venta, requerimos que nuestros vegetales tengan todos los cuidados posibles.

Por lo tanto, si descuidas el aspecto del agua tendrás problemas. Es cierto que las plantas se marchitan sin agua, pero el problema va más allá. Porque no es simplemente llegar y echar el vital líquido sin control.

Cada planta requiere su propia cantidad de agua. Existen:

  • Algunas plantas que necesitan un riesgo constante y masivo.
  • Existen otras que requieren que se les eche algo de agua todos los días.
  • Otras que requieren que se les mantenga húmedo el suelo de forma constante.
  • Mientras que hay otras que necesitan agua en cantidades tan pocas como una vez por semana.

Lo importante es averiguar lo que requiere cada planta. Si vas a realizar una siembra en específico, es parte de tu deber averiguarlo como requieres conocer otros factores, como la temperatura que se necesita o el tipo de tierra que requiere.

¿Qué le pasa a una planta sin agua?

Si no le das la cantidad adecuada para cada caso:

La planta frena su crecimiento.

Una planta no morirá de buenas a primeras sin agua. Pero en el caso de estar sembrando, lo primero que notarás es que estas plantas detendrán su crecimiento. Requieren del vital líquido para alcanzar un mayor tamaño.

Lee También  Porque es importante sembrar árboles en la ciudad

Comenzará a marchitarse.

A la falta de agua, notarás como las hojas comienzan a cambiar de color. Si tenían un color verde, notarás como gradualmente termina por cambiar a otro mucho más oscuro. Todo ello hasta quedar marchita.

En ese momento, su textura cambiará, porque ya no será resistente. Sino que podrás terminar por romperlas incluso solo tocándolas, tan suaves como si fueran unas hojas de papel.

El suelo se agrieta.

Un suelo agrietado suele ser un mal signo, porque estará afectando de manera directa a las raíces de la planta en cuestión. Ni que decir si es una que se encuentra bajo tierra, como es el caso de las zanahorias y papas.

El agua no es evidentemente el único punto a tomar en cuenta a la hora de sembrar. Pero es cierto que descuidarlo puede ser el punto decisivo para la muerte de nuestra planta.

Otras entradas que te pueden interesar:

Como sembrar maracuyá
Como sembrar chile habanero
Como sembrar orégano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *