Formas alternativas de enseñar a sembrar en la educación: el caso Chihuahua

El saber sembrar y producir alimento debería ser parte esencial de la educación de las personas. Por supuesto, esto podría entrar a debate, ya que no todas las personas estarán de acuerdo con esta afirmación.

En este mismo blog he escrito largo y tendido sobre este tema, dando a conocer diferentes razones por las que sembrar es una actividad bastante importante. Pero siempre respetaré otros puntos de vista.

El tema es el siguiente: tal vez lo que se necesita es tener nuevas formas de impulsar el aprendizaje del sembrar. Es poco probable que los jóvenes (o a menos, una gran mayoría), se vean tentados a aprender las diferentes técnicas.

Formas alternativas de enseñar a sembrar

Hay varias razones:

  • Piensan que no está relacionado con su actividad económica.
  • No se piensan dedicar a ello, por lo que lo verían como una pérdida de tiempo.
  • Viven en la ciudad, por lo que creen que no tendría sentido.
  • Sienten que serán criticados, que es una actividad de campesinos.

Pero existen instituciones que están haciendo esfuerzos para poder incluir esta actividad de alguna forma. Que sirva al menos para darles unos primeros pasos y entiendan dicha importancia.

Como ejemplo, ponemos la iniciativa que se anda promoviendo en el estado de Chihuahua, en México, con lo relacionado al servicio social.

Vale la pena recordar que este servicio consiste en prácticas profesionales, en donde ayudamos en diversas instituciones sin paga alguna. Todo para tomar experiencia, al mismo tiempo que estamos ayudando a regresar un poco a la sociedad lo que nos ha dado en educación.

La propuesta del diputado Alejandro Gloria González consiste en que sea obligatorio plantar al menos unos 10 árboles como requisito para poder graduarse.

Lee También  Porque las plantas necesitan agua para vivir y su relación con la agricultura

Esto ayudaría sería para ayudar a las labores de reforestación, actividad que tendrá que ser vigilada y constatada. Y posteriormente, por medio de un documento tener la constancia que la realizó.

Este planteamiento todavía se encuentra bajo estudio. Pero es una excelente oportunidad para incentivar y dar a conocer a los jóvenes las ventajas de sembrar.

Lo interesante sería darlas junto con pláticas en donde se hable a fondo de los beneficios. Para que de esta forma, no se vuelva una actividad molesta, sino una de la que puedan aprender.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *